Apoyo familiar

OTROS4

ÁREA DE FAMILIAS

– Información y orientación.

– Programa de respiro familiar: Dirigido a las familias que en un momento puntual y determinado requieran de nuestra ayuda por estos tres motivos:

a) Enfermedades y hospitalizaciones,

b) Prevención del estrés.

c) Conciliación familiar y laboral.

Taller Respiro Diurno:

El objetivo de Taller Diurno es dar una respuesta adecuada a la necesidad de ocupación de personas con diversidad funcional intelectual con necesidades de apoyo que por las características organizativas y de medios con que cuenta la comunidad, no están recibiendo. Con el fin último de mejorar su calidad de vida y la de sus familiares.

El Taller Diurno (TD), ofrece:

  • Un tiempo ocupado y formativo para la persona.
  • Orientación y acompañamiento a la familia en el proceso de una búsqueda de un recurso más adecuado a sus características.

La estancia en el TD ayuda a la persona a relacionarse con un grupo de iguales, aprender a desarrollarse personalmente, a desarrollar habilidades sociales, siempre en coordinación con las otras Áreas de la entidad donde pueda participar.
El Taller Diurno tiene como finalidad ofrecer un apoyo social y ocupacional-formativo a todas aquellas personas que, carentes de recursos especializados demanden y requieran este servicio, contribuyendo con ello a la mejora en su bienestar individual y familiar.

La intervención con los/as usuarios/as se realiza con actitud positiva, ofreciendo confianza, seguridad, orientación, procurando su bienestar.

IMG-20160316-WA0000

 

– Charlas formativas dirigidas a familias.

– Programa de ayuda a domicilio: Dirigido a cualquier socio/a que presente necesidades de apoyo para aumentar su desarrollo personal y autonomía en uno o varios ámbitos donde se mueve o interactúa. Son apoyos personalizados, concretos, temporales y conectados con la realidad de la persona, cuyo objetivo es fomentar el aprendizaje de la tarea en la que se preste el apoyo para su posterior independencia en la misma.

– Grupo de dinamización familiar: Este grupo pretende favorecer la participación de las familias en la vida de la asociación, organizar actividades y eventos de Bona Gent, actividades de ocio para familias, etc.

– Grupos de autoayuda tanto para familiares como para usuarios/as.

Los grupos de autoayuda son foros donde las personas que comparten un problema o situación similar, ventilan emociones y sentimientos, intercambian experiencias y se brindan apoyo mutuo. A la persona directamente afectada, le brinda la oportunidad de compartir los sentimientos, problemas, ideas e información con otras personas que están pasando por la misma experiencia. Les ayuda a tomar conciencia de su problema, atender sus propias necesidades y comenzar a cuidarse a sí mismos/as. También les proporciona la satisfacción que resulta de compartir y ayudar a otras personas, y descubrir que no se está solo/a.

El grupo de autoayuda permite:

-Ventilar frustraciones.

-Intercambiar técnicas para cuidar y resolver problemas.

-Aprender a verbalizar y a pedir ayuda.

-Aprender más sobre la discapacidad, reto o enfermedad, a partir de la experiencia personal, la espontaneidad, la intuición y el sentido común, entendido éste como la capacidad para resolver problemas.

-Empoderar a la persona, descubriendo sus propios recursos personales.

-Mantener o incrementar los sentimientos de autoestima que permiten tener más control sobre la propia vida.

-El desarrollo de actitudes nuevas y más positivas.

-El poder encontrar nuevas relaciones.

-Sentirse menos desvalidos.

-Dar y recibir apoyo mutuo.

-Contar con un espacio de franqueza y confidencialidad, en donde uno/a puede expresarse con libertad absoluta sin ser juzgado/a ni criticado/a.

-Comprender mejor la propia experiencia.

images

– Grupo autogestores “La propia voz”

El concepto de autogestión: Autodefensa, autogestión…, son términos que significa que personas con diversidad funcional intelectual hablan por sí mismas, se representan a sí mismas, son sus propios/as portavoces, son protagonistas de su vida. Hasta ahora otros/as han hablado en su nombre (padres, profesionales, instituciones, administración…), creyendo que carecían de capacidad para hacerlo por sí mismas/as. Nuestra tarea ahora es escucharlas, y ofrecerles los apoyos necesarios para que elijan y tomen decisiones significativas en su vida en comunidad.

Dar voz a un colectivo al que hasta ahora no se le había reconocido ese derecho supone, en el caso de las personas con diversidad intelectual, ofrecerles los apoyos y los espacios necesarios para desarrollar un “entrenamiento”, un aprendizaje de la participación. Hasta que la sociedad en general proporcione las circunstancias necesarias para que todas estas personas tengan la oportunidad de ejercer su pleno derecho a participar, necesitan amigos/as y otras personas que les apoyen y ayuden a que se defiendan por sí mismas. Los grupos de autogestores son esos lugares donde “entrenarse” y aprender a participar, elegir y producir acciones dirigidas a ser protagonistas de su propia vida.

Las personas con diversidad intelectual tienen derecho a participar en la vida de su comunidad y tomar decisiones, como lo tienen los demás ciudadanos. Tienen derecho a:

• Tomar decisiones y elegir en todo aquello que les atañe en sus vidas.

• Decidir por sí mismos/as (con los apoyos necesarios en cada situación).

• Interactuar y relacionarse con la gente dentro y fuera de la familia.

• Tener la experiencia de errores y desengaños y de que se les ayude a conocer y manejar los sentimientos relativos a los mismos (por ejemplo, tolerancia a la frustración).

• Tener la experiencia de éxitos que fomenten el sentimiento de autoeficacia.

• Recibir los apoyos necesarios para desarrollar sus propios gustos y puntos de vista.

• Ser llamados adultos y tratados de una manera apropiada a su edad.

• Sobre todo, tienen derecho a ser escuchados/as y tratados/as con respecto y dignidad.

• Que se cuente con su opinión para la preparación y realización de cualquier evento y decisión que tenga que ver con su presente y su futuro.

Aunque se está empezando a oír su voz, se puede hacer más para ayudarles a participar mucho más plenamente y en un plano de igualdad en las asociaciones y en la vida de su comunidad.

Por todo lo anterior, se trabaja durante el año en distintas sesiones que fomentan la autogestión y representación.

autogesztores-300x225(1) - copia