Posts made in septiembre, 2014

NOS VAMOS DE BODORRIO…

Por fin llegó el día que tanto esperábamos, el 10 de Julio del 2014. Nuestra educadora María se unía en matrimonio con su ahora marido, Rafa. Nos levantamos pensando en el gran y maravilloso día que nos esperaba, por lo que nos pusimos manos a la obra con nuestro acicalamiento para estar bellas, eso sí, sin superar a la novia que estaba espectacular. Nos pusimos nuestras mejores galas, ya reservadas para tal día, nos peinamos, nos maquillamos y salimos para el encantador lugar donde nos habían convocado, situado en la playita, con una decoración y vistas maravillosas y acompañadas del buen día junto con la brisa del mar. Todo empezó con la entrada de los novios, ambos guapísimos y espectaculares, seguido de la celebración de la unión entre ambos y finalizando con unas palabras emotivas que los novios quisieron dedicar a cada persona allí presente o ausente por algún motivo, entre las que nos dedicaron personalmente las primeras de todas, desde aquí os damos las gracias María y Rafa!! Para continuar la fiesta, subimos a un salón todo acristalado con vistas al mar para disfrutar del maravilloso menú que tenían preparado, pulpo a la gallega, calamares con ajos tiernos, ensalada mediterránea, salmón ahumado, esgarraet…..como plato principal arroz con bogavante y para terminar un variadito de postres acompañado del brindis de los novios. Cuando estábamos en la sobremesa con el cafetito, infusiones…., entregamos nuestro regalo a los novios: una maleta de los años 60 llena de billetes de mentira y monedas de 2 euros junto con monedas de chocolate, jajajaja, que se pongan a contar!!! Pero aquí no acaba todo, la fiesta continuó en un pub reservado para los invitados donde nos recibieron con chucherías y pudimos quemar todo lo que habíamos comido bailando hasta que nuestro cuerpo aguantó, aunque cogimos fuerza con el picoteo variado que nos volvieron a sacar allí mismo.   Desde aquí, queremos dar nuestra enhorabuena a María y Rafa, por la unión entre ambos y por el macroevento que montaron. Nos lo pasamos en grande, fue una boda muy emotiva llena de sentimientos y sorpresas. Os deseamos lo mejor en vuestra nueva etapa y que seáis muy felices, y que nosotras podamos verlo estando junto a vosotros. Os queremos!!!   El piso tutelado de Chicas!! “Sabia que iba a ser un día muy grande, pero la verdad es que María nunca deja de sorprenderme, no fue grande, ¡fue espectacular! Gracias por hacernos sentir tan especiales y queridos en tú día. Enhorabuena por ser como eres y por rodearte de personas tan excepcionales como Rafa. Te quiero” Raquel Una persona muy especial para mí me dijo unas horas antes de uno de los días más importante de su vida, algo que ahora yo quiero trasladarte a ti ya que creo que son sentimientos recíprocos: “eres el mejor descubrimiento en los últimos tiempos de mi vida, eres única y quiero tenerte siempre cerquita mío”. Te quiero Marieta!! ¡¡Tere!! “Con el mejor despertar llegaba el gran día. Ducha, colorete y un poco de rimel. Nos calzamos en esos tacones-semitacones-taconcitos, que en otras ocasiones detestamos pero que hoy dan un toque ideal acorde al atuendo. Todas puntuales, pues solo María prevé estas cosas, y nos citó como media hora antes de la hora oficial. Y así,  allí nos encontrábamos el piso tutelado al completo entre risas y sollozos, ambas emociones motivados por la conmoción de ver a los recién casados. Las palabras que nos dedicasteis fueron muy bonitas, pero más bonito fue el sentimiento que pusisteis en ellas, nos dejaron con una emotiva agitación y con el moco suelto....

Read More

COMPARTIENDO EL VERANO

Hola! Mi nombre es Manuel y este año he compartido parte del verano con los chicos de la VT1. Comencé mi experiencia con BonaGent hace ya un año, acudiendo como voluntario a las viviendas. Cerca de Mayo recibí la llamada en la que me ofrecieron hacer la sustitución de verano y, sin dudarlo ni un segundo, les dije que podían contar conmigo. Así es como, poco a poco, empecé a formar parte de la asociación. ¡El vértigo del primer día era evidente! Pero las ganas de comenzar a convivir con los chicos eran mucho mayores. Desde el primer momento, me hicieron sentir que esa era mi casa. Todo eran muestras de cariño, de estar pendientes, de querer contarnos nuestras vacaciones en muy poco tiempo y ganas de tratar que esos días todo funcionara a la perfección. Sin ninguna duda, todos los chicos arrimaron el hombro para que me sintiera arropado, y así es muy agradable trabajar. La vuelta de campamento, con todo lo que implicaba, no habría sido tan fácil sin su ayuda. Los primeros días tuvimos que poner la casa a punto después de tantos días cerrada. Los temas de limpieza, lavadoras, comidas y cenas, compra, reparto de tareas, etc. nos ocuparon mucho tiempo, pero siempre se respiraba un ambiente muy bonito en la vivienda. Con el paso de los días, todos nos fuimos conociendo mejor y eso se notaba. Mis turnos eran compartidos con Elena, la otra educadora. Formamos un buen equipo y coordinarnos fue mucho más sencillo de lo que pensábamos, así que fue un placer compartir esos días también con ella. ¡Pero no todo iba a ser hacer faenas en el piso! ¡Estábamos en verano! Y a muchos aún les quedaban días de vacaciones. Por eso nos organizamos para poder hacer actividades de ocio y divertirnos. Nos fuimos a la piscina, donde aprovechamos para olvidamos del calor de Agosto y nos reímos muchísimo Otro día compramos refrescos para darnos un paseo y merendar en el antiguo cauce del río. Una mañana con partido de fútbol improvisado con árboles como porterías, un paseo por la tarde, un helado, o tomar algo en una terraza, era suficiente para que el humor y las buenas vibraciones se apoderaran de nosotros. Y, el miércoles, llegó el día elegido para ir al cine. Los chicos fueron los que decidieron la película que querían ver y compraron las entradas. Todos estaban muy animados y deseando que llegara el día y valió la pena. Compramos palomitas y bebida y no pararon de reír en las casi dos horas de película. Para terminar la semana, y hacer una pequeña despedida, pensé en invitarlos a merendar y pasamos una tarde de merienda con horchata y recuerdos de verano. Casi sin darme cuenta, pasaron todos los días y terminé mi trabajo. Nunca pensé que una sustitución, de tan solo quince días, pudiera dar para tantos recuerdos y momentos. Hubo momentos malos y momentos buenos. Surgieron problemas, como en toda convivencia, pero siempre con total predisposición a solucionarlos. De la misma forma que también hubo muchos ratos de charlas, bromas, risas y complicidad. Ahora nos toca a todos volver a la rutina diaria y el curso comienza de nuevo pero siento que, estos días, nos han unido mucho y ya tengo ganas de volver a visitar la vivienda para que me cuenten su vuelta al trabajo. MANUEL MATAIX...

Read More